“El síndrome Guerin”, o la absorción por el cineasta antiguo

Por María Zozaya

Varios espectadores han sido absorbidos por la intensidad de las películas de José Luis Guerín**:

Hipnotizados por sombras de sus hojas que no caen; encandilados por sus reflejos a contraluz; entusiasmados por sus búsquedas de recuerdos difusos (1); aturdidos por las memorias de un pasado que aparecen como futuras (2); onubilados por sus técnicas antiguas que se convierten en revolucionariamente modernas cuando son traídas de la mano de este cineasta deconstructor (3).

JLguerinFotoxMariaZozaya1

José Luis Guerin en el Ciclo de cine en Évora (Cinema Fora dos Leoes+ Coleção B). Foto: María Zozaya

El diagnóstico (en el sentido griego de la aptitud para conocer) del “Síndrome Guerin” revela un estado de euforia mental ante la sucesión de sus filmografías, y en especial ante el debate con el genio maquinador de sus negativos.

Se trata de una hipnosis permantente ante sus imágenes en blanco y negro, jalonadas por el sonido secuencial de las vías del tren en un viaje articulado con el giro de la moviola del cineasta. Sus inspiraciones en el azar y el sentimiento pasado consiguen que su apertura en el camino de la libertad haga volar al público entre los cielos de su filmografía. Su anclaje en la cultura clásica y del renacimiento remiten a un mundo de temas universales que consiguen convertir al espectador en uno más de los protagonistas silenciosos y casi ausentes de sus películas.

JLguerinFotoxMariaZozaya3

José Luis Guerin debate en el Ciclo de cine en Évora (Iglesia de San Vicente). Foto: María Zozaya

Esos son algunos de los efectos provechosos de la presencia del barcelonés José Luis Guerin en Évora,

en el ciclo dedicado a su filmografía , donde los asistentes han tenido la fortuna de contar con el autor en varios debates, fuese en la desamortizada Iglesia de San Vicente, fuese en el Auditorio Soror Mariana.  Entre los muchos convidados, el día 16 de diciembre su mirada  hacia el celuloide estuvo cruzada con la de Susana de Sousa Dias, cineasta portuguesa con gran inspiración en la espontaneidad entrevistadora. Abordaron múltiples campos de la gestación y producción fílmica, de las improvisaciones y la guía esencial de los protagonistas que pasan a adueñarse de ese lienzo vacío que después retrata la pantalla.

5guerinsouzaxmariazozaya

J.L. Guerin y S. Souza Dias en el debate sobre sus “leit motiv” en la Iglesia de San Vicente (Coleção B). Foto: María Zozaya.

A quien escribe estas líneas le interesaron en particular dos cuestiones. Primero, plantear las enseñanzas de sus experiencias entre la libertad intiutiva y el raciocinio educativo. Es decir, ahondar en el tema de cómo controlar las contradicciones nacidas entre la defensa de la libertad creativa y la necesidad de domarla, especialmente para acabar una película interminable ante los dictados de la inspiración, pero necesariamente finita por el cesarismo económico o los límites de un tiempo finito.

Segundo, en ese viaje psicológicamente iniciático surcado por el timón del autor sobre nuestras cabezas, produjo cierta fijación el plantear cómo se articulan las sombras de sus películas con sus miedos, si los supera al reflejarlos, y hasta qué punto la búsqueda de esas sombras, como las personas amadas en el pasado, se traduce en una búsqueda de uno mismo (que no necesariamente se ha de encontrar). Esas inquietudes son de nuevo reflejos de cómo los caminos abiertos por ese genio creativo en nuestra masa gris (sepia tras el efecto Guerin) son tan amplios como la dimensión de sus fotografías o filmografía en blanco y negro.

souzaguerinxmariazozaya4

Souza atenta a las preguntas en el debate con Guerín, Igreja Sao Vicente. Foto: María Zozaya

El ciclo de Guerin se ha prolongado del 5 al 19 de diciembre y ha sido organizado por varios motores del cine eborense,

Con sus tres jinetes del celuloide a la cabeza: Luis Ferro, José Manuel Martins y José Alberto Ferrerira, y sus respectivas instituciones (los Departamentos de Filosofia y de Artes Escénicas de la Universidad de Évora, el Cinema-fora-dos Leões y Colecção B).

El ciclo ha contado con un activo público que enriquece los debates, parte del cual quedó retratado en la galería de fotos, donde aparecen desde la Directora General de Cultura del Alentejo Ana Paula Amendoeira, hasta aquellos organizadores citados o los propios contertulios. En este sentido, el público asistente a las sesiones de Guerín representa esa masa crítica tan importante para mantener el fuerte nivel de algunos debates de Évora, donde los resultados intelectuales se miden por la calidad de los asistentes y no por su cantidad, en la línea positiva que ha venido caracterizando otras sesiones culturales en la ciudad (4).

Cartel anunciador del ciclo Guerin en el Cineclube de Évora.

Si bien los debates siempre son irrepetibles, seguidamente adjuntamos otras entrevistas de los citados autores. Primero, la trabada entre José Luis Guerín y Víctor Erice, en “La frontera de los géneros: duetos”, en el Congrés Internacional de Cinema Europeu Contemporani 2005.

A continuación, la entrevista a Susana de Sousa Dias, en las naves del Teatro Español, en el antiguo Matadero de Madrid, todo un referente simbólico para el tema tratado en  su documental “48” .

Referencias del texto:

** José Luis Guerin es un director de cine nacido en Barcelona en 1960 que ha dirigido diversas películas de culto, entre ellas los diálogos dinematográficos com Jonas Melkas o con Abbas Iarostami. Há sido nominado a numerosos prémios como el León de Oro en la Mostra de Venencia, y há recibido el Goya de la Academia del cine Español al mejor documental en 2001.

(1) J. L. Guerin, Dans la Ville de Sylvia (84′) 2007.

(2) J. L. Guerin, En Construcción (125´)  2001.

(3)  Como queda patente en la realización de J. L. Guerin, La dama de Corinto. Asimismo, F. Calvo Serraller; A. Martínez Aguiar, La dama de Corinto de José Luis Guerin, Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, 2011.

(4) Además de los ciclos de cine organizados por el cineclube se pueden referir otros ciclos culturales como  Meu Mundo nos Livros ,    Objetos com História Conversas sobre...

*

Sugerencia de cita de esta reseña:

María Zozaya, “El Sìndrome Guerin, o la absorción por el cineasta antiguo”, TearTres (20-12-2016),  ISSN 2444-7374 .

Souza Debate con Guerin por María Zozaya

José Luis Guerin en el Ciclo de cine en Évora organizado por Cinema Fora dos Leoes con Coleção B, el Departamento de Filosofía y Departamento de Artes Escénicas de la Universidad de Évora. Foto: María Zozaya


Maria Zozaya

María Zozaya (Madrid, 1975) es doctora y licenciada por la Universidad Complutense de Madrid, donde fue premiada con los máximos galardones de la Universidad. Ha recibido varios premios de investigación (PVM, AHS, Maestranza de Ronda). Cuenta con cuatro libros y múltiples escritos. Ha viajado a numerosos lugares del mundo con sus congresos. Vinculado a su estudio de la sociabilidad tiene una web de artes contemporáneas, http://teartres.wordpress.com/. Disfruta de una beca Postdoctoral de la FCT en el CIDEHUS, en la Universidad de Évora, en Portugal.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 18/07/2018

    […] presente continuamente se mira al pasado como fuente de inspiración y creatividad. Precisamente, grandes cineastas han conseguido mostrar cómo una austeridad que busca sus raíces en la sencillez originaria puede […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search