Regreso al pasado. Juegos rememoran…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=nKLqw507zDc&feature=related]

¿Infancia sin retorno? ¿Quién pagaría por volver a ella? Hay ocasiones en que se retrotrae al pasado gracias a una imagen, a un olor o a una sensación que de repente le deja a uno congelado en un momento. Un momento que pasó hace muchos años atrás, y que reaparece por un simple fogonazo a través de los sentidos. Proporciona una alegría difícilmente explicable. El motivo: que nos ha llevado a un lugar común: el pasado y tú, unidos por unos minutos en el presente.

Ese poder evocador viene en este caso al teatro de la mano de la música y de un juego que formó parte de la generación que vivió en los 70, el parchís. Juego que pasó tal vez sin notarlo demasiado, conscientemente -como Verano Azul o Dallas-, pero que permanece en el más profundo inconsciente de los ideales e imaginarios infantiles, que son los adultos actuales. Es el grupo musical “Parchís”. En la reciente propuesta, al haberse planteado como un musical con magia, y estar canalizado de manera teatral, divierte al joven, ilusiona al niño, y deja saltando al adulto. Creo que son precisamente éstos últimos quienes encuentran más diversión, ya que se trata de un show teatral para gente sin miedo a pasar un buen rato y divertirse aunque no tenga niños ni sobrinos. Son precisamente los adultos quienes se quedan con unas canciones en la cabeza que retrotraen a los aires de una época inmortal en tiempo verbal pasado perfecto.

Pero, afortunadamente, existen algunas isletas del pasado que nos recuerdan que ese tiempo permanece con nosotros de modo ineludible, pues se trata de nuestra infancia, somos nosotros. En este caso, se encarga de llevarnos por ese viaje al pasado el actor polifacético Sergio Pazos, con su divertido ayudante cataplasma David Tenreiro, ambos con sus maléficos planes, rodeados de la torpeza que a menudo conlleva la maldad, aquí narrada de manera muy cómica. Los niños llevan la voz cantante en ese viaje de aventuras de la vida. Ellos, entre magia y canciones lograrán superar con el bien las fuerzas del mal. Es, en definitiva, el sueño de todo niño y todo adulto que se precie: que el bien venza al mal, en una aventura que sea clara y precisa para todos los que comparten las butacas, o que compartan un mundo, en definitiva. ¡Cuántos males nos ahorraríamos hoy en día si todos comprendieran bien esa diferencia!

Obra recomendadísima para mayores y pequeños, con o sin nietos, hijos y sobrinos (en el fondo es de una generación, la que vivió los años ochenta en cualquiera de sus modalidades). En el teatro de la Latina en julio en Madrid y de gira por algunas provincias de España y América Latina los próximos meses.


Maria Zozaya

María Zozaya (Madrid, 1975) es doctora y licenciada por la Universidad Complutense de Madrid, donde fue premiada con los máximos galardones de la Universidad. Ha recibido varios premios de investigación (PVM, AHS, Maestranza de Ronda). Cuenta con cuatro libros y múltiples escritos. Ha viajado a numerosos lugares del mundo con sus congresos. Vinculado a su estudio de la sociabilidad tiene una web de artes contemporáneas, http://teartres.wordpress.com/. Disfruta de una beca Postdoctoral de la FCT en el CIDEHUS, en la Universidad de Évora, en Portugal.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search